¿Cuál es mejor época para la recogida de las olivas?

La recolecta de las aceitunas dependerá si estás son de mesa (para comer) o bien son para molienda y así de este modo obtener el aceite de oliva. En el caso de las primeras dependerá de varios factores: tipos de plantío de olivos, condiciones climáticas, zonas de cultivo, etc…

Lo usual en el caso de la aceituna para comer, que comience con el verdeo de finales del mes de septiembre. Previamente a la consumición de las mismas, se elimina el amargor con sosa cáustica o con agua dulce.

En cuanto a la aceituna de molino (aceite de oliva), en algunas regiones puede extenderse hasta el mes de mayo. No obstante, la mayoría de la recolección de las cosechas de las olivas tiene lugar entre los meses de noviembre y enero

La fecha en la que se obtenga la recolecta será determinante a la hora de obtener un Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) en con unas características u otras.

Los aceites más afrutados e intensos son obtenidos en la recolección extra-temprana. Para la extracción de estos aceites, las olivas suelen recolectarse en el mes de octubre y a inicios de noviembre.

Al recoger tempranamente la aceituna, el rendimiento de esta se vuelve más bajo. Algo que los agricultores ven compensado con mejores rendimientos, precios más elevados y una reducción de la vecería del olivar.

¿Cuándo se recolectan las olivas para aliñar?

Lo más habitual en la recogida de aceitunas para aliñar, es la recolección de aceitunas todavía verdes. Las variedades más conocidas para las aceitunas de mesa son: aceituna Gordal, Manzanilla Sevillana,Verdial de Badajoz, Hojiblanca, etc…

Su recolección se realiza antes de empezar el invierno, cuando se produce el cambio de la coloración de la aceituna del verde al rosado/morado. En este periodo, las olivas se transforman del verde intenso a un verde amarillento y además se forma una capa fina de cera natural sobre las mismas. Estas condiciones morfológicas se postulan como idóneas para cosechar, adulzar y aderezar las olivas domésticas.

Generalmente, la época de cosecha se efectúa a finales de septiembre y el mes de octubre, obteniéndose durante el periodo de olivas de mayor volumen y sobre todo valor económico.

No obstante, para que el verdeo sea productivo, los olivos no pueden tener muchas aceitunas desarrolladas o maduras. Para un consumo personal, el tiempo de la recolección se dilata mayormente y se pueden cosechar las olivas verdes durante los meses de noviembre y diciembre.

¿Cuándo se recolectaban las olivas en épocas pasadas?

En otros tiempos, las aceitunas se recogían “una a una”, no había limpiadoras industriales como hoy en día y las olivas tenían que llegar al molino sin piedras. Este modelo de recogida caracterizado por ser poco riguroso y sumado a la poca valoración que se le daba a la calidad del aceite de oliva, ya que estas se recogían cuando estaban en el suelo (degradándolas), generalmente en el mes de enero.

También había otros problemas de carga y transporte, pues los medios de recogida eran animales (burros, mulos, asnos, etc…) y estos se empleaban para diversas tareas para los trabajos agrícolas (siembra cereal) o transporte de mercancías.

Corriente actual de la temporada de la recogida de las olivas

A día de hoy, la recolección de las olivas para la producción de aceite de oliva se ha acelerado a la sazón de varias causas:

  • Mecanización de la cosecha: empleo de vibradores, cosechadoras y vareadores de buggies, paraguas, aceitunas, etc… se ha vuelto cotidiano. Gracias a unos precios razonables en los últimos años han permitido aumentar los medios del agricultor, potenciando la adquisición de maquinaria agrícola.

  • Proliferación del olivar superintensivo y variedades de maduración tempraneras como la Arbequina.

  • Estudios científicos prueban una mayor productividad en la cosecha temprana con el fin de normalizar las producciones de los olivos.

  • Los consumidores están muy bien formados y se inclinan por el aceite de oliva virgen extra o el AOVE. Para conseguir aceite de oliva de gran calidad es obligatorio recogerlas del árbol (no del suelo). Por lo que muchos olivicultores decidan recoger la cosecha antes de tiempo.

Repercusión del clima en los olivos

El clima puede ser muy determinante en los olivares a la hora de determinar la calidad de una cosecha. Por ejemplo, en época de lluvia la recogida convencional con vibradores y mantos de recolección es inviable. Incluso el empleo de vareadores y varas con los olivos empapados propicia el surgimiento de tuberculosis en el propio olivo.

Por clases de tierra, la arcillosa es una de las más complicadas, ya que puede producir barro haciendo inviable el trabajo con maquinaria pesada: vibradores de tronco, paraguas, buggies, etc..). Produciendo demoras en la recogida de las olivas.

 

Fuentes:

Follows

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, política de privacidad y aviso legal pinche en los enlaces para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This