¿Cómo se hace un análisis foliar del olivo?

Gracias al análisis foliar del olivo podemos saber cuál es la situación nutricional de nuestro cultivo. Consiste en una técnica de diagnosis que se efectúa sobre la hoja y nos permite observar la cantidad de nutrientes que toma en un momento concreto.

 

Ahora explicaremos específicamente en que se basa este sistema y cómo se realiza:

 

¿Qué es el análisis foliar? Consiste en un análisis minucioso del volumen nutricional de tipo de muestra por la cantidad de nutrientes dispuestos en sus hojas.

 

Es la única herramienta que ofrece evidencias veraces sobre la ausencia nutricional del olivo antes de que se revele de forma física. De esta manera, su ejecución debe hacerse anualmente con el fin de incrementar el rendimiento de la cosecha.

 

Debe resaltarse, la trascendencia de ejecutar análisis por parcelas y suertes, ya que no todas precisan similar nivel de fertilización y abonado.

Consideraciones en el Análisis Foliar del Olivo

Particularidades que tenemos que considerar para realizar un análisis de las hojas de los olivos. Los trabajos de esta índole se fundamentan en la recolección y el análisis de hojas de olivo. Para llevarlos a cabo no es idóneo con cualquier hoja y temporada del año, ya que hay que aguardar que el desarrollo de maduración sea temprano y completo, es decir, en el momento que las hojas no logren desarrollarse más.

 

Otra cuestión, serían las circunstancias climáticas. No es aconsejable tomar hojas propensas a los influjos naturales o que hayan padecido eventos meteorológicos excepcionales. En caso de suceder, no obtendremos unos resultados fiables, ya que quedarán expuestos a estos sucesos inusuales.

 

En la recogida de las hojas, no obstante después explicaremos este tema a posteriori, debemos coger tanto el limbo como del pecíolo en la finalidad de la especie de cultivo. Por último, se requieren aproximadamente unos 250 gramos de hojas de diversos olivos con el fin de obtener una muestra lo más fiable posible.

¿Cuáles son los pasos en la toma de muestras en el análisis foliar en una parcela de olivos?

 

  • Preparación del propio.
  • Selección de las parcelas/s del muestreo.
  • Tomas de las muestras.
  • Análisis de los datos y frecuencias de las muestras.
  • Preparación

 

En la disposición de la separación del muestreo. Se suele apoyarse con programas informáticos de plano. En este se traza el rumbo del modelo y se señalan los olivos a estudiar.

 

Una vez efectuado este paso, se dispone una bolsa de plástico y encima de un papel por cada parcela o suerte que se investiga y por muestra tomada. Por último, avisamos al laboratorio o llevamos nosotros de manera autónoma al mismo, al tener permiso para acceder al laboratorio en cuestión.

Selección de las parcelas/s del muestreo.

En relación con la elección de parcelas, la llave reside en encontrar un sitio que sean uniformes en clases y tipos de suelo. De no ser así, la toma tendrá que contener porciones divididas en la utilidad según la especie en cuestión.

 

Del mismo modo, debemos excluir algunos terrenos en que los olivos posean propiedades oculares diferentes al canon, esto significa un signo de que la materia nutricional es sustancialmente distinta. Por recomendación, las muestras deben contener no más de 10 hectáreas.

Tomas de las muestras.

El modo de las tomas de las muestras se efectúa por medio de zigzag, con el fin de abarcar toda la extensión del terreno. La ruta debe estar señalada en el estudio de la muestra. En cada uno no puede sobrepasar el número de 50 olivos con el fin de alcanzar en torno a unas 200 hojas como una cuantía máxima.

     

    Otro factor a tener en cuenta es la edad de los olivos, debemos excluir aquellos ejemplares que no tengan menos de 3 años. También debemos seleccionar aquellas que no muestren retoños con vigor aunque también tienen que tener olivas en sus hojas.

     

    Tras la recogida de las hojas, tenemos que meterlas en una bolsa de plástico sellada herméticamente en un recipiente en un envoltorio de papel. En caso de no poder suministrarlas directamente al laboratorio, lo mejor sería guardarlas en frío sobre unos 4 grados celsius hasta el envío de las muestras.

    Análisis de los datos y frecuencias de las muestras.

    ¿Para qué sirve el análisis foliar de un olivo? Nos proporciona el conocimiento del estado nutricional de un olivo mediante su estructura aérea más conveniente de analizar, es decir, las hojas del árbol. Gracias a estos análisis, podemos determinar si el aceite de la recolecta temprana es una calidad buena o cuáles son defectos más relevantes de la cosecha.

    Punto y aparte: El Análisis foliar en España

    En España, aunque se encuentra una gran producción manufacturera de aceituna de mesa, la gran mayoría están destinadas a las labores de aceite de oliva, permitiendo la creación de diversos olivos y, por tanto, aceites de oliva.

     

    La tipología de estos análisis se implementan, de forma ideal anualmente, con el propósito de que permitan la creación de un censo comparativo. La recogida de las hojas para su siguiente análisis se implementaría a mediados de verano, siendo la 2ª quincena del mes de julio como momento óptimo, ya que los olivos efectúan su paréntesis vegetativo.

     

    Sin embargo, algunos agricultores realizan estos estudios en otras épocas del año, ya sea por la planificación del abono o por la identificación de insuficiencias nutricionales. Gracias al Sistema DRIS (Diagnosis and Recommendation Integrated System) o Sistema Integrado de Diagnóstico y Recomendación podremos reconocer cuál es el estado nutricional del olivo con base en la fecha de muestreo y de su posterior análisis.

     

    En dicho análisis podremos conocer con una precisión científica y mensurable nuestro olivar. En el estudio sabremos los porcentajes de los componentes de nuestro cultivo: sodio, nitrógeno, cobre, calcio, magnesio, cloro, manganeso, zinc, potasio, boro, fósforo, etc…

    Misión del análisis

    El fin de los análisis es inscribir todos los registros para añadirlas y compararlas con otros parámetros en relación es estos, tales como: número kg del abono, obtención total de la cosecha y la pluviometría anual. Con todos estos datos podremos tener un conocimiento muy completo de nuestro olivar de una forma más precisa.

    Fuentes

    Follows

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, política de privacidad y aviso legal pinche en los enlaces para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies

    Pin It on Pinterest

    Share This